5 técnicas de relajación para gestionar el estrés (y una son los masajes orientales)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Las técnicas de relajación para gestionar el estrés funcionan mejor que los medicamentos y tienen efectos de forma inmediata (algunas en menos de 15 minutos). Su función es inducir la calma y el bienestar personal de forma natural. Con ellas sentirás que la tranquilidad llega a ti, permitiéndote tomar decisiones personales más acertadas. Los beneficios de practicar técnicas de relajación son incuestionables…

Los 10 beneficios de practicar técnicas de relajación

    • La presión sanguínea baja.
    • Las pulsaciones se acompasan.
    • Mejora la digestión.
    • Los niveles de azúcar en sangre se equilibran.
    • Los grandes grupos musculares se benefician de un mayor flujo sanguíneo.
    • La concentración y el estado de ánimo mejoran.
    • Desaparece la fatiga.
    • Se recupera el patrón de sueño.
    • Aumenta la autoconfianza.
    • El resentimiento y la frustración se esfuman.

    Y ahora las 5 técnicas de relajación que mejor funcionan…

    • La recomendación es que aprendas a identificar cuál es el momento preciso en que debes poner en práctica alguna de estas 5 técnicas de relajación y, finalmente, integrarlas en tu modo de vida. ¿Preparado…?
        1. Controla tu respiración. Nos han enseñado a “contar hasta 10” antes de actuar impulsivamente… Esa es, sin duda, la actitud. Si, además, aprendes a respirar profundamente en los momentos de tensión, verás que puedes reducir tu estrés y poner el foco en lo importante, eliminando distracciones. A esta respiración se la conoce como “respiración abdominal”, y básicamente consiste en hacer una inspiración larga de aire por la nariz reconduciéndolo hasta la cavidad abdominal, y expulsarlo lentamente por la boca. Observa cómo respiras: probablemente lo haces de forma superficial y sólo por la nariz. Intenta centrarte en la respiración en los momentos de mayor estrés, y notarás una profunda relajación.
        2. Practica la meditación. No hace falta convertirse en yogui para experimentar los beneficios de la meditación. El mindfulness o atención plena, practicado en cualquier momento y en cualquier lugar, es una de las técnicas de relajación que mejor puede ayudarte a afrontar el estrés, la ansiedad e incluso el dolor. Puedes, por ejemplo, cerrar los ojos y centrarte en el presente, sin que interfieran tus preocupaciones, ni en el ayer, ni en el mañana… Puedes también tomar unos lápices de colores y unas plantillas con dibujos en blanco y negro, y simplemente colorear. Ese estado mental que se alcanza cuando estamos concentrados en algo que nos gusta y nos abstraemos del tiempo y de lo que hay alrededor es justo la atención plena que debes aspirar a alcanzar. Practica 15 minutos al día, y notarás los resultados en poco tiempo.
        3. Visualiza y percibe. La visualización es una de las técnicas de relajación más eficaces y sencillas que se pueden poner en práctica en cualquier espacio y momento. Se trata de trazar imágenes mentalmente y realizar un viaje visual a un lugar que nos es grato o a una situación placentera. Aprende a incorporar diferentes sentidos, por ejemplo, el olor, la vista y el tacto. Puedes, por ejemplo, imaginarte en el mar, mecido por las olas, sintiendo el contraste del agua fría con la calidez del sol sobre tu cuerpo, el sabor salado del agua en tus labios, etc. Los pensamientos positivos con visualizaciones placenteras son realmente buenos para relajarse.
        4. Escucha música suave. A muchas personas la técnica para relajarse que mejor les funciona es escuchar música relajante. Puede ser un mantra recitado por Deva Premal, música para Tai Chi, cantos gregorianos, sonidos de cuencos tibetanos o flautas andinas… La música aplaca los ánimos, y si te sientes habitualmente estresado, puede ser tu vía de escape para mantener una actitud calmada y positiva.Las técnicas de relajación para gestionar el estrés mejor incluyen a menudo masajes relajantes.
        5. Recibe masajes relajantes. Los masajes son una de las mejores terapias que existen para el estrés. Las medicinas tradicionales de los países asiáticos siempre han contado con el masaje como uno de los métodos para fomentar la salud y el bienestar. No hay duda: los masajes orientales son una de las técnicas de relajación más eficaces porque actúan en un doble plano, físico y emocional. Nuestra experiencia como terapeutas nos permite conocer los masajes relajantes que actúan mejor para combatir el estrés: el masaje tailandés de aceites, el masaje con pindas …

      Masajes relajantes, la opción de preferencia en las técnicas de relajación

      Un masaje relajante periódico o, mejor aún, un cóctel de masajes orientales como nuestros masajes relajantes premium (muy recomendable la combinación de masajes relajantes Gokuraku) es capaz de mantener el estrés a raya, e inducir un estado de calma mental y bienestar físico que puede ayudarte a tomar decisiones para tu vida y tu entorno laboral con el foco puesto en lo que importa. Si integras una rutina de masajes en tu vida, notarás la diferencia.

      Si estás pensando en probar nuestros masajes en Madrid, te contamos cómo es la Experiencia Kamiraku desde que pides cita hasta que termina tu masaje en nuestro centro Zen de la calle Ortega y Gasset.