Los remotos orígenes de los masajes orientales: así ayudaban al cuerpo a sanar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,90 de 5)
Cargando…

Los orígenes de los masajes orientales para la salud y el bienestar son remotos. Ya en la Antigüedad, nuestros antepasados se dieron cuenta de que mediante diferentes técnicas de manipulación corporal promovían la salud, aliviaban el dolor y se sumergían en una profunda relajación. Así, las antiguas civilizaciones entendieron pronto que el masaje era una terapia natural curativa, y fueron perfeccionando las técnicas.

Aunque es cierto que con el paso del tiempo el masaje pasó a tener cada vez un matiz más lúdico y hedonista, lo cierto es que el poder de sanación del masaje ha pervivido hasta nuestros días gracias a algunos masajes orientales de origen milenario. En su propia evolución, los masajes orientales se han ido transfornando en terapias naturales, mitad relajantes y mitad terapéuticas, que ayudan a mantener la salud y generan mayor bienestar porque actúan de forma integral (relacionando cuerpo y mente) y holística (el propio cuerpo desarrolla mecanismos para sanar).

El Ayurveda, en los orígenes de los masajes orientales

La práctica del masaje como tal, de una forma ya pautada, surge en la antigua India, en torno a 3000 antes de Cristo. Conocida como Ayurveda, la medicina tradicional de la India integra cinco tipos de tratamientos que, combinados entre sí, ayudan a mantener la salud y prevenir la enfermedad. Son: dieta, hierbas medicinales, aromaterapia, colorterapia, músicoterapia y masaje ayurvédico (incluido el tradicional masaje con pindas). Los conocimientos hindúes pasaron de generación en generación, primero de forma oral, y después de forma escrita. De esta forma, las prácticas ayurvédicas se difundieron por el sudeste asiático.

Conocimientos milenarios en Egipto y China

Egipto y China están también vinculados a los orígenes de los masajes orientales, en torno a las mismas fechas. De hecho, se considera que la reflexología de pies y manos es de origen egipcio.  En la antigua China, ya se concentraron muchos de estos saberes, y los masajes orientales, ya documentados en la época, eran una suerte de mezcla entre medicina, artes marciales y contacto personal proveniente de las culturas budista y taoísta. La Medicina Tradicional China ya desarrolló el principio de que la enfermedad es producto de un desequilibrio en la energía vital que fluye por el organismo, y que localizando esos bloqueos y eliminándolos, emerge de nuevo la salud de forma natural gracias a la capacidad de autosanación del cuerpo humano.  Técnicas como la acupresión y la acupuntura surgieron de esos conocimientos.

Los orígenes de los masajes orientales se remontan a la India, Egipto y China.

Orígenes de los masajes orientales en Japón

Los monjes budistas japoneses que estudiaban en China fueron los primeros en importar, en torno al año 1000 A.C., la Medicina Tradicional China a su país, incluidas las técnicas de masaje. Así surgió una terapia propia que con el tiempo se convertiría en el masaje shiatsu. Utilizando los dedos, las palmas de las manos y, sobre todo, los pulgares, el masaje shiatsu estimula sin agujas los puntos de acupresión (enlace a post de shiatsu) para reequilibrar los flujos de energía.

El masaje en Grecia y Roma, y de ahí a la cultura occidental….

Desde Oriente, el masaje pasó primero a Grecia en torno al año 800 A.C., y después a Roma, donde se popularizaron después de tomar un baño en sus termas. Hasta el siglo XVII, sin embargo, el masaje quedó eclipsado en Europa, y no fue hasta esta fecha que resurgió de nuevo como técnica de sanación. Sin embargo, fue en el siglo XIX cuando de nuevo resurge con fuerza en Suecia, donde se popularizó el famoso masaje sueco que, aún hoy, se practica en nuestros días. Es hacia la segunda mitad del siglo XX cuando muchos masajes orientales empiezan a ser practicados en Occidente, donde se desarrollan y combinan con otras técnicas occidentales.

Los orígenes de los masajes orientales siguen firmemente entroncados con las terapias de masaje que se practican hoy día en nuestro entorno. Todos los masajes orientales en Madrid que te puedes aplicar los tienes reunidos en nuestro exclusivo centro de masajes Kamiraku, donde podrás recibir desde un masaje Ayurveda a un masaje facial japonés o un masaje tailandés, por citar sólo algunos de los que componen nuestra carta de servicios. ¿Te lo vas a perder…? 🙂