Medicina oriental

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Actualmente vivimos en un mundo cada vez más globalizado, por lo tanto, es fundamental que avancemos hacia una medicina integrativa con la que tratamos a la persona no solo como un enfermo, sino también como un ente espiritual y emocional. La medicina debe incluir una visión holística, energética y espiritual. Dejando de lado la visión de la medicina occidental que se enfoca solo en los síntomas que padece el paciente.

En la medicina occidental la enfermedad es concebida como algo que hay que quitar o eliminar. De esta manera, se entiende que una determinada dolencia afecta de forma aislada a una parte del organismo y que una vez tratada, la persona mejorará.

En la medicina oriental consideramos que la enfermedad es producto de un desequilibrio o desajuste en el funcionamiento global del organismo. Es decir, indica que hay algo que no está en orden es nuestras vidas. Este desbalance puede ser a nivel energético, físico (reumatismos, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias, entre otras) o emocional (estrés, ansiedad, depresión, entre otros), pero siempre afectará a todos los sistemas del ser humano.

La medicina oriental tiene un enfoque bioenergético y se rige por tres principios básicos:

 Existe una energía o Qi como principio integrador y regulador de todo el organismo.

  •       Todo ente vital responde a dos fuerzas opuestas y complementarias (el ying y el yang). Esto representa una dualidad unificada y el equilibrio se encuentra cuando los dos polos están en armonía.
  •       El universo y sus entes están regidos por una ley de interdependencia representada por los cinco elementos: agua, madera, fuego, tierra y metal.

La medicina oriental influye sobre el campo energético humano, equilibrando y armonizando, con el objetivo de fortalecer al organismo y restablecer su capacidad de autorregulación para que sea capaz de luchar contra los problemas que padece.

 

Medicina Oriental en la práctica

Cuando practicamos tratamientos de medicina oriental, tratamos primero de entender a la persona en su totalidad, de modo personal y exclusivo.  Incluimos en el estudio: el cuerpo, la mente, el espíritu, el trabajo, la familia, y muchos otros parámetros. Estos influyen en la salud de una persona y pueden variar de un momento a otro.

Por lo tanto, no existe un tratamiento standard pre-formulado, porque cada individuo es diferente, al igual que las circunstancias que lo rodean. De este modo, en las sesiones que realizamos se realiza un tratamiento personalizado dependiendo de las condiciones que presenta el individuo en ese momento. Por lo general, puedes elegir el  masaje dependiendo tu condición física, o tu condición emocional.

 

Terapias de masajes en la medicina oriental

Dentro de las muchas terapias que se pueden realizar dentro de la medicina oriental, Está la terapia de masajes. Pero no cualquier tipo de masaje surtirá efecto. Para poder lograr un efecto cuerpo-mente, donde la persona recupere su equilibrio y pueda liberar tensiones, lo principal es que conozcamos el origen de su dolencia. Luego dependiendo su condición, te menciono un par que podemos aplicar.

El más conocido dentro de la medicina oriental es el Shiatsu” o como menciona el blog de CuerpoMente: “La técnica oriental del bienestar”.

-Shiatsu

Se basa en los mismos principios energéticos: los desequilibrios o estancamientos puntuales de la energía conducen, a medio plazo, a una enfermedad. En nuestro centro «Kamiraku» , lo ejecutamos siguiendo las técnicas orientales, con movimientos específicos de presión con los dedos pulgares y las palmas de la mano.

 

 

 

-Masaje Ayurveda

Una auténtica filosofía de vida que engloba saberes milenarios en torno a la salud, la alimentación y el equilibrio cuerpo mente. Durante una sesión en «Kamiraku» del masaje Ayurveda, liberamos al cuerpo de toxinas con los aceites esenciales más adecuados para cada persona (que se aplican previamente templados), teniendo en cuenta sus desequilibrios, que ayudamos a determinar cómo terapeutas profesionales en técnicas orientales.

 

 

 

“La finalidad de la medicina oriental, es enseñarles a las personas a establecer, mantener y mejorar su estabilidad y su fortaleza”.