Qué tipo de estrés del trabajo te afecta y cómo afrontarlo con masajes relajantes

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Los masajes relajantes son un excelente recurso para liberar el estrés y permitirte afrontar los problemas laborales con una mente más clara. Así nos lo transmiten muchos clientes del área de influencia de nuestro centro de masajes en Madrid, en pleno barrio de Salamanca, junto a la “Milla de oro” (estamos en la calle Ortega y Gasset, muy próximos a Serrano y Paseo de la Castellana).

Son hombres y mujeres profesionales, y en muchos casos ocupando cargos directivos y de gran responsabilidad, que optan por enfrentarse a las grandes decisiones de su puesto de trabajo con serenidad, aprovechando su larga experiencia y su voluntad firme, sí, pero también los beneficios que les aportan los masajes relajantes de Kamiraku.

En base a esta experiencia nuestra como terapeutas y a las investigaciones y estudios de los que estamos al tanto, podemos decir que no todos los tipos de estrés laboral son iguales. Según el Instituto Americano del Estrés, cuando la presión en el trabajo se cronifica, no sólo la salud emocional, sino también la física, corren un serio peligro. Por eso es importante conocer qué tipo de estrés laboral te está afectando, para afrontarlo con mayor garantía de éxito.

¿Con qué perfil te identificas?

El subordinado con exceso de trabajo

Los trabajos muy exigentes en los que el empleado tiene poco o nulo control de la situación tienden a ser una gran fuente de presión psicológica. Tanto, que algunas personas abandonan porque no lo pueden resistir. Son esos trabajos en los que desde que entras hasta que te vas, no paras de trabajar, pero no tienes mucha elección sobre cómo gestionar el flujo de trabajo ni de qué manera realizar tu trabajo.

Recomendación: intenta implicarte más en las decisiones de tu trabajo (quizá sepas organizarlo de otro modo, ya que tienes la experiencia diaria) y recibe cada vez que te lo puedas permitir un buen masaje relajante. Mantén una vida activa que te llene al margen de tu trabajo.

El emprendedor frustrado

Masajes relajantes para aliviar el estrés laboral.Las personas que no reciben el suficiente reconocimiento, sueldo o recompensa por el trabajo bien hecho tienen el terreno abonado para sufrir estrés. Los desequilibrios entre esfuerzo y recompensa son frecuentes en muchos puestos laborales, especialmente

Recomendación: urge dar el paso de hablar con tu superior sobre tus expectativas en la empresa. Si son buenas, puedes aguardar el momento sin caer en crisis con unos masajes relajantes.

Sólo ante el peligro

Si te sientes solo en la empresa, a la deriva, sin apoyo de jefes ni compañeros, este es tu perfil.

Recomendación: traslada tus necesidades a la dirección y haz lo posible por disfrutar de un buen ambiente laboral con tus compañeros. Si todo falla, y de momento no te puedes permitir decir adiós hasta tener una nueva oportunidad en otro empleo, prueba a darte alguna sesión suelta de masajes relajantes.

El muro de contención

Tu trabajo es actuar de dique antes clientes airados. Es un trabajo que socava la autoestima día a día, aunque tú conserves la misma fachada de cortesía y profesionalidad siempre.

Recomendación: cuando tu trabajo te exige una gran discrepancia entre la forma en que te sientes por dentro y el aspecto que ofreces externamente, tienes lo que se llama un trabajo con un gran coste emocional. Pide consejo a tus jefes y, si lo necesitas, cursos para aprender a manejar las situaciones sin que te afecten.

Los acontecimientos no te lastiman, pero tu percepción de ellos sí puede hacerlo.”

Epictetus, filósofo estoico griego.

Prisionero de la tecnología

Gracias a la tecnología, estás constantemente conectado al trabajo. Son 24 h, 7 días a la semana los que permaneces atento a los temas profesionales. Ya prácticamente ni distingues tu vida personal de tu vida laboral.

Recomendación: el estrés derivado de los avances tecnológicos es una de las fuentes de presión en la mayoría de los personas. Establece espacios de tiempo en los que “desconectar” literalmente. Por ejemplo, de 9 de la noche a 8 de la mañana; algún día de los dos que tiene el fin de semana… Dedica ese tiempo a despejar tu mente. Y reserva masajes relajantes para las siguientes semanas. Si los agendas, te será más fácil tratarlos como si de una tarea profesional más se tratara.

Quemado

Estás exhausto, física y emocionalmente hasta el punto de pensar que vas a desmoronarte en cualquier momento o, peor, a estallar… Sucede en los trabajos muy exigentes, donde hay mucho en juego, y se exige mucha responsabilidad

Recomendación: necesitas perspectiva. Intenta tomar unos días libres y reflexionar sobre qué puedes cambiar para mejorar la situación. Aprovecha para ajustar en tu agenda varios masajes relajantes, uno cada semana o máximo cada dos.

Objeto de mobbing

Si te está sucediendo o temes que te suceda porque estás viendo cómo le pasa a otro colega, estás más expuesto a sufrir depresión y problemas relacionados con sueño, incrementando con esto último tus posibilidades de sufrir obesidad y enfermedades coronarias.

Recomendación: documenta todo lo que suceda, e implica al departamento de Recursos Humanos. Intenta relajarte con ejercicios de mindfulness y prémiate con un buen masaje relajante en tu tiempo libre.

El empleado desencantado

Hay equipos de trabajo donde las decisiones son arbitrarias y la gestión es poco profesional. Si te sirve de consuelo, su recorrido es breve frente a la competencia… Sin “justicia organizacional”, sin transparencia, es difícil funcionar…

Recomendación: habla sobre el tema con un superior, y trata de conseguir que te tracen un camino profesional personalizado para ti. Ayúdate, mientras, con unos cuantos masajes relajantes esparcidos por tu agenda cada mes.

¿Pueden los masajes relajantes terminar con el estrés laboral?

A cada tipo de estrés una técnica diferente de masajes relajantes.Nunca nos atreveríamos a afirmarlo tan categóricamente. Pero sí podemos decir que algunas personas nos refieren que los masajes relajantes son uno de los resortes a los que se amarran cuando, por exigencias laborales, sufren estrés; y que les son de gran ayuda…

Esa es la reflexión con las que nosotros, en Kamiraku, nos quedamos: estamos encantadas de favorecer la relajación física y emocional de muchos hombres y mujeres sometidos al estrés laboral, y nos encanta ser parte de ese autotratamiento para su bienestar personal. Aquí puedes conocer más síntomas y soluciones al estrés laboral y, si quieres, ponte en contacto con nuestro centro de masajes en Madrid.