Qué saber antes de acudir a tu cita en un centro de masajes

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

¿Tu primera vez en un centro de masajes? No te preocupes. Despejamos tus dudas sobre lo que te vas a encontrar, cómo sentirte más cómodo allí y si puedes pedir o descartar determinados movimientos de tu masajista. Es importante sentirse cómodo y ser asertivo con lo que te gusta y lo que no, desde la música, la temperatura a zonas que no quieras ver manipuladas. Veamos…

Un centro de masajes es un “templo del bienestar”, sí, pero un templo sólo en el sentido figurado. No tienes que sentirte intimidado ni pensar que ponerte en manos de una persona experta en masajes significa que tú no puedas dar tus propias indicaciones, al menos sobre lo que te duele o lo que te incomoda. Por eso hemos preparado una lista…

¿Primera vez…? 14 cosas importantes en un centro de masajes y por qué

  1. Llegar a la hora es importante.
  2. Cubrir o no cubrir, una cuestión importante…
  3. Ni perfume ni aftershave: respeta la distancia olfativa.
  4. Problemas de salud y molestias, coméntalas…
  5. Más presión o menos: eres de libre de pedirlo.
  6. NO, no debe doler…
  7. Que la relajación te diga si hablar o no hablar.
  8. Respirar… hay que respirar.
  9. Qué beber antes y después.
  10. El ejercicio, siempre antes.
  11. La hora es importante y personal.
  12. Funciones fisiológicas que ocurren.
  13. ¿Comer o no comer?
  14. Ser asertivo marcará la diferencia.

¿Primera visita a un centro de masajes? 15 cosas importantes que debes tener en cuenta.

Profundicemos… 

1. Llegar a la hora es primordial

De hecho, muchos masajistas no dudarán en acortar el masaje todo el tiempo que has llegado tarde para atender a las siguientes citas.

2. Cubrir o no cubrir…

Desnuda la parte del cuerpo que te mencionen o cambia tu ropa por la que te presten más cómoda y de algodón (caso del masaje Thai). Utiliza la toalla o sábana que te ofrezcan para cubrir las zonas que no estén tratando en cada momento, y si en algún momento te sientes incómodo, coméntalo, y sugiere qué zonas deseas cubrir.

3. Ni perfume ni aftershave

Pueden ser como tu segunda piel, pero piensa que el masajista estará, como mínimo, una hora en contacto muy directo contigo, y que los posteriores clientes pueden sentirse incomodados. Hay que abordar el tema desde la empatía…

4. Problemas de salud, molestias… 

Aunque un buen masajista siempre te hará un cuestionario previo, no está de más citar durante el masaje alguna molestia concreta que sientas.

5. Más o menos presión en el masaje

Siéntete libre de pedir más o menos presión en cada zona de masaje. Al contrario de lo que pueda parecer, al masajista le es valioso contar con tu feedback a medida que avanza con el masaje.

6. No. El masaje no debe doler…

Aunque te hayan educado en la máxima que “Para estar guapo, hay que sufrir” o “No pain no gain” (si no duele, no funciona), piensa que no es exacto. Si el masaje duele, los músculos se contraen, y si se continúa el masaje, pueden aparecer moratones y más dolor, probablemente algún daño muscular leve. No tiene sentido…

7. Hablar o no hablar…

No hay necesidad de hablar si no quieres, ni tampoco de sentirse incómodo por ello. Lo que importa es relajarse, así es que haz lo que prefieras.

8. Respira, no te olvides…

A veces durante el masaje contenemos la respiración. Pero respirar es importante para oxigenar la sangre que llega a los músculos tensos o contracturados. Cuanto más profunda sea esa respiración, mucho mejor.

9. Qué beber antes y después

Beber agua después de tu cita en un centro de masajes es imprescindible para recuperar la hidratación perdida. Es muy importante una buena hidratación después de una sesión de masaje. Los músculos han producido desechos metabólicos durante la manipulación manual de los mismos, y tus riñones necesitan agua para filtrar esos residuos. Los masajes, en general, son depurativos, y ayudan a eliminar líquidos retenidos y toxinas. Y si tomas café, recuerda tomarlo antes, nunca después del masaje, porque la cafeína contribuye a tensar los músculos. (En Kamiraku te ofreceremos un té depurativo después del masaje).

10. Ejercicio antes, no después 

Los músculos relajados tras un masaje no son la estructura ideal para hacer deporte. Mejor esperar 24 horas antes de hacer deportes después de tus sesiones de masaje.

11. La importancia de la hora del masaje

 Es una cuestión muy personal, pero importante. Si los masajes te invitan a la relajación o por el contrario te estimulan, sólo lo sabes tú. Elige la hora del masaje considerando esa premisa…

12. Funciones fisiológicas… Sí, ocurren…

La relajación que conlleva el masaje asegura una buena digestión. Pero ello puede significar que tengas flatulencias o ruidos intestinales. No te preocupes, porque ocurre, y son normales. Lo que puedes hacer por tu parte es evitar los alimentos ricos en fibra antes de la sesión de masaje, y vaciar tu estómago y orinar antes de la cita.

13. ¿Comer o no comer…?

En relación con lo anterior, lo mejor es comer de forma muy ligera dos horas antes, como mínimo, para hacer la digestión antes del masaje

14. Ser asertivo, sí o sí

Cualquier cosa que te incomode, desde la música a la temperatura o la luz, debes comentarla antes o durante la sesión. NO esperes a después. Lo importante es sentirse cómodo y relajado, y ningún terapeuta te pondrá pegas ni se molestará por tu comentario.

Puedes leer aquí consejos prácticos sobre la ropa que puedes llevar y cómo salir “compuesta” y disfrutar más del masaje .

Sentirse bien en nuestro centro de masajes orientales en Madrid

Ahora que ya sabes que la naturalidad, la empatía y la asertividad son las mejores compañeras en una sesión de masaje, te recomendamos acudir a nuestro centro de masajes en Madrid  para probar uno de los masajes orientales que tenemos en nuestra carta y probar la Experiencia Kamiraku de bienestar total con nuestros masajes en Madrid. Una terapeuta titulada y formada en masajes orientales se ocupará de ti durante una hora o más. Y si quieres recibir uno de nuestros masajes en pareja, pero prevés que él o ella no se va a sentir cómodo/a, puedes darle a leer este artículo. Y a ti, ¿te ha gustado? Haznos tus comentarios aquí abajo.